viernes, 30 de septiembre de 2011

Stephen Tanzer encumbra internacionalmente a los Godellos de Valdesil



Tres caldos de bodegas Valdesil obtuvieron más de 90 puntos en la lista de Stephen Tanzer, incluida en la revista especializada 'International Wine Cellars'. Son: Pezas da Portela 2009 (92), Valdesil 2009 (91) y Montenovo 2010 (90).

El que es considerado por un amplio sector de especialistas del mundo del vino como el gran competidor de Robert Parker, Stephen Tanzer, apuesta un año más por los Godellos de Valdesil como referente de blancos españoles en el mercado vinícola internacional.

Tanzer es un crítico norteamericano de vinos, director y editor de la publicación bimensual "International Wine Cellars" que se edita desde 1985. Esta publicación emplea un sistema de calificación del vino basada en una escala de calidad que se establece entre los 70 y 100 puntos, y es la gran competidora de "The Wine Advocate" de Robert Parker, si bien el rasgo diferencial de ambas publicaciones se centra en una linea menos extravagante por parte de Tanzer.

En este sentido, Bodegas ValdeSil repite un año más en el TOP de calificaciones de esta publicación; eso sí, incrementando su puntuación e incluyendo dos nuevos vinos. Así, Pezas da Portela 2009 con 92 puntos, Valdesil Godello 2009 con 91 y Montenovo 2010 con 90 puntos brillan con luz propia en las calificaciones de Tanzer.
video



Por su parte, la particular apuesta del Ministerio de Trabajo se ha traducido en un incremento del número de controles en las vendimias ourensanas. Si bien Ribeiro y Ribeira Sacra se llevaron su parte, en Valdeorras y Monterrei la intensidad de los controles ha sido mucho más elevada, llegando a una cifra que supera las 300 denuncias por parte de los inspectores encargados de controlar la legalidad del régimen de trabajo.

Los controles se han realizado por tierra y aire, puesto que los inspectores se han servido de helicópteros para controlar a vista de pájaro a las personas integradas en las labores de recolección, hallándose en tierra bien escoltados por agentes de la Guardia Civil que se encargan de impedir cualquier atentado contra la integridad física  que pudiese ocurrir en el transcurso de posibles discusiones.