jueves, 20 de octubre de 2011

La D.O. Valdeorras apuesta por la calidad de sus viñedos.

El descenso en el número de hectáreas de viñedo y el fuerte incremento en la extensión de la plantación de las variedades preferentes, muestra la clara apuesta de la D.O. Valdeorras por fundamentar sus criterios definitorios en aspectos de calidad. 

Como muestra de ello los compañeros de La Región, recogen los siguientes datos facilitados por el Consello Regulador: 

"Las 1.300 hectáreas de hace 11 años se quedaron en las 1.159 actuales. Paralelamente, aumentó considerablemente la extensión de las viñas de godello y mencía, que pasaron de 206 y 132 a 286 y 274 hectáreas, respectivamente. A su vez, los viñedos de alicante y jerez descendieron de 582 y 307 a 235 y 139 hectáreas".

Las subvenciones, la especialización del trabajo y el protagonismo que han cosechado las cualidades preferentes Godello y Mencía, son las bases sobre las que se fundamente esta apuesta que se ha visto recompensada en los últimos años por una incesante lluvia de reconocimientos tanto a nivel nacional como internacional.

Mientras, desde el departamento técnico del propio Consello se realiza una fuerte apuesta por la investigación y el desarrollo en varios frentes, de los que se ha dado cumplida información a través de este blog. La investigación de la crianza del vino en Roble Gallego, la apuesta por la elaboración del Vino Tostado de Valdeorras y una futurible producción de Cava, son algunos de los proyectos que auguran un más que alentador futuro para la D.O. Valdeorras.
video