martes, 11 de octubre de 2011

Se cierra la vendimia en Valdeorras con unas cifras que rondan los 7,6 millones de Kilogramos


 Con una uva de enorme calidad, las expectativas de cantidad se han cumplido aproximando la producción de la cosecha 2011 a los 7,6 millones de Kilogramos.

La confluencia entre la cantidad y la calidad se ha visto favorecida por un año con una climatología extraordinaria para los viñedos gallegos. El bajo índice de pluviosidad en la comunidad gallega, con una cuota que rondó los 126 mililitros,  casi un  50% menos que un año normal, ha adelantado la floración entre dos y tres semanas,  favoreciendo el desarrollo y la optima maduración del fruto.

Y es que la climatología se ha aliado tanto con los viñedos valdeorreses, que cuando se temía que la pertinaz sequía comenzase a hacer estragos a finales de Agosto, llovió lo justo y necesario para evitarlo, logrando incluso mejorar la calidad del fruto.

Esta falta de lluvia ha impedido en gran medida la proliferación de enfermedades que afectan a los viñedos, con lo cual el fruto ha gozado de una salubridad extraordinaria.

Y si muchas veces se cree que cantidad y calidad pueden estar reñidas, no hay más que explicar el compromiso en aras de lograr una gran nobleza en sus caldos tomada por parte de los viticultores, bodegueros y Consejo Regulador de la D.O. Valdeorras, que realizan controles exhaustivos sobre la producción para que ninguna cepa lleve más carga de fruto de la debida. El más que destacable incremento de premios y reconocimientos que por parte de especilistas del sector se otorga  a los caldos Valdeorreses , ya sea en España o allende nuestras fronteras, corrobora la apuesta de la D.O. por unos vinos que año tras año se consolidan por su prestigio y calidad.

Un ejemplo de este compromiso es la etiqueta de producción controlada promovida por parte del Consello Regulador de la D.O. Valdeorras, en la que las bodegas adscritas se someten a un riguroso control que no le permite superar los 6000 kg de uva tinta por hectárea de plantación y los 8000 kg de uva blanca.

Y es que la cosecha 2011 en Valdeorras a buen seguro será recordada durante muchos años por unos vinos excepcionales y muy especiales.
video