lunes, 22 de agosto de 2011

Se acerca una vendimia que trae consigo una cosecha excelente y abundante.

El adelanto de la vendimia, condicionado por la bonanza climatológica de los últimos meses, se augura histórico en cuanto a cantidad y calidad en Galicia.

Diversos medios de comunicación recogen el sentir general de los cosecheros gallegos bajo las palabras de: «Posiblemente, la mejor cosecha de la historia». La influencia climatológica que ha marcado Galicia desde la primavera, aguarda con anhelo las previsiones de lluvia dictadas para las próximas jornadas, a fin de establecer la fecha exacta del comienzo de una recolección que se prevee abundante en criterios de calidad y cantidad.

Mientras que varias Denominaciones de Origen, caso de Rías Baixas y Ribeira Sacra, ya tienen muy definido el comienzo de la vendimia para finales de agosto, Ribeiro y Valdeorras todavía preveen mejorar un poquito más la cantidad y calidad, aguardando unas deseadas precipitaciones que definan una cosecha histórica en sus respectivas zonas.

En criterios de cantidad, el sentir general del grueso de denominaciones de origen gallegas es que se supere el record de 2006, alcanzando una cantidad que se acerque, o incluso supere, los 50 millones de kilogramos de uva recogida. De ellos, las bodegas adscritas al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras esperan aportar una cantidad que supere los 6 millones de kilogramos, superando con creces las cantidades recogidas la temporada pasada.

Por su parte la calidad no se va a quedar atrás, ya que se define por tener un fruto maduro y estar en unas condiciones óptimas de salubridad. A este respecto, desde el Consello Regulador de la D.O. Valdeorras, se hace público que las cepas se encuentran con una cantidad de carga elevada, aunque garantiza una óptima calidad y un fruto con un estado de maduración avanzado y perfectas condiciones para producir unos vinos excelentes. Sólo se aguarda que las previsiones de lluvia se cumplan, para poner la guinda a una cosecha que se aguarda excelente y abundante.

Pese a que la climatología ayudó a todas las D.O. gallegas, regando con lluvia cuando tocaba y madurando el fruto con sol cuando correspondía, la gran damnificada en criterios de cantidad este año parece que va a ser la D.O. Monterrei, ya que muchos productores no han podido frenar a tiempo la popularmente conocida enfermedad del “Balrog”, que ha reducido la producción a unas cuotas que rondarán las de la campaña 2010 y que situará la cantidad de uva recogida alrededor de 2 millones de kilogramos.
video




No hay comentarios:

Publicar un comentario